Concluye taller de educación patrimonial ejecutado en Playa Ancha y liderado por académico de la UPLA

Lograr que los habitantes de Playa Ancha tomaran conciencia sobre su responsabilidad en el resguardo del patrimonio local, fue uno de los objetivos principales de un taller sobre educación patrimonial, que recientemente finalizó en el cerro y que fue llevado adelante, por un equipo liderado por el Dr. Marco Muñoz, académico de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha (UPLA). El espacio reunió a cerca de 20 vecinos y vecinas de distintas edades y se llevó a cabo durante diciembre, en el Liceo Tecnológico Alfredo Nazar.

Gentileza de Paz Huenul

Gentileza de Paz Huenul.

“Patrimonio habitado de Playa Ancha. Puesta en valor a partir de una recuperación de la experiencia” es el nombre de la investigación, en la que se inscribe este trabajo, que cuenta con financiamiento del Convenio UPA 1301. La iniciativa consistió en una instancia de diálogo, en la cual, los participantes reflexionaron en torno a aquellos elementos del territorio que consideran que poseen un valor patrimonial y que por lo tanto, deben proteger.

En ese sentido, las clases se caracterizaron por la aplicación de una metodología prospectiva, que en el fondo, permitió que los habitantes identificaran distintas acciones que pueden ejecutar para que esos lugares o manifestaciones playanchinas puedan ser heredables a otras generaciones.

“El patrimonio es una cuestión que no es estática en el tiempo y tampoco se encuentra en el pasado, el patrimonio es presente, pasado, futuro y eso es lo que hace la prospectiva. La prospectiva dice qué es lo que puedo hacer hoy para que esto que existe perdure y me permita construir un futuro mejor. Entonces, los vecinos se dan cuenta que no se trata de andar buscando cosas viejas para que perpetúen estáticamente, sino que se trata de ver qué es lo que para ellos, es importante hoy y que tiene en su condición de pasado un valor presente para proyectarlo en el futuro”, explica el profesor Muñoz.

Historia, arquitectura y vida de barrio

Lugares como las avenidas Altamarino y Gran Bretaña, construcciones antiguas como las casas de estilo inglés y los edificios institucionales (universidades, ex Hospital Naval, etc.) y manifestaciones artísticas o sociales como los tradicionales almacenes, fueron elementos que los vecinos identificaron durante este taller.

Gentileza de Paz Huenul.

Gentileza de Paz Huenul.

María José Maturana, por ejemplo, fue una de las que propuso los diferentes sectores y especialmente a Pacífico como una zona digna de relevar. “Considero que Playa Ancha es muy grande como para sólo enfocarnos en Playa Ancha bajo. Además que para rescatar la vida barrial que se da en Pacífico, que yo considero que se da, más que acá (Playa Ancha bajo) que se ve que hay mucho de todo: el estadio, el Roma, las universidades, pero arriba ya es mucho más barrial: casas, canchas, juntas de vecinos”, dice la joven.

Ese mismo aspecto fue el que encontró Jocelyn Carvajal en la Avenida Playa Ancha y en su comercio, donde según la porteña, se percibe un ambiente que cuesta encontrar en otros lugares. “Tienen vida de barrio, a pesar de ser negocios grandes y que la población del cerro es tan alta, la gente todavía reconoce un amigo, un vecino, un cercano en el dueño de ese negocio, por ejemplo, todavía hay gente que pide fiado y esas relaciones que hay y que todavía existen, yo creo que hay ponerlas en valor”, afirma.

Trabajo lúdico y colaborativo

La iniciativa estuvo lejos de ser un espacio donde los participantes se sentaban a escuchar a un profesor que dictaba la clase, puesto que lo llamativo del taller fue precisamente la didáctica implementada, que permitió que el conocimiento se generara a partir de la reflexión conjunta. Salidas a terreno, recorridos desde la memoria, ejercicios cartográficos, entre otras, fueron parte de estas estrategias.

“Teníamos que conectar a los y las participantes con la propia experiencia, con su propio entorno y entonces, partimos levantando desde sus propios imaginarios, propias ideas y todo lo que conlleva este habitar de ellos o de ellas en el lugar y ahí fuimos avanzando en una metodología, en una didáctica que fue también bastante interesante porque empezamos a entender también, y es algo que yo también le plantié desde el principio a Marco, que tiene que ver con que la idea es poder seguir jugando siempre, seguir estando sometido a lo lúdico, como conducente hacia la construcción de conocimiento”, explica Cristian Pizarro, profesor de arte y Magíster en Educación Artística, que estuvo a cargo de diseñar las técnicas pedagógicas.

Gentileza de Paz Huenul.

Gentileza de Paz Huenul.

La horizontalidad y el trabajo colaborativo caracterizaron a esta instancia que, por lo mismo, fue valorada por los habitantes. “En mi opinión, la experiencia al asistir a estos talleres, ha sido muy positiva, he aprendido a ver con otros ojos mi barrio, a descubrir rincones y detalles del territorio, que antes no apreciaba o pasaba por alto”, dice el playanchino Francisco Piña.

¿Qué pasaría si…?

Un ejercicio que fue aplicado en este proyecto fue crear escenarios futuros desfavorables para los elementos patrimoniales identificados por los vecinos y vecinas. Así fue como a través de cartas, los participantes se enteraron que dentro de unos años, construirían, por ejemplo, un hotel en la Avenida Gran Bretaña o un Resort en la playa Las Torpederas, activando de esta forma, la necesidad de que tomaran partido en este presente para que a futuro eso no sucediera.

La estrategia es propia de la metodología prospectiva, según lo que aclara el investigador Marco Muñoz, quien agrega que mediante ejercicios como estos, lo que se busca en definitiva, es generar una transformación social, a partir del empoderamiento de las personas, quienes finalmente se reconocen como actores sociales capaces de contribuir en los cambios, mediante acciones que están en sus manos como: el cuidado y la limpieza de espacios públicos, la organización vecinal, la difusión de los valores patrimoniales hacia el resto de la comunidad, entre otras.

“Los propios habitantes (…) quedan empoderados como promotores educativos, capaces de llevar adelante acciones y luego proyectos prospectivos que les permitan actuar desde hoy, de generación en generación, en el futuro que queremos para Playa Ancha, en favor de la preservación y fortalecimiento de los valores heredables de un barrio donde subyace parte importante de la condición patrimonial de Valparaíso”, dice el académico.

UPLA y Sociedad de Historia y Arqueología de Aconcagua certifican a estudiantes y profesionales como guías de museo

DSC_0832Un total de 15 personas- entre, profesores y estudiantes de Historia y Geografía, y profesionales vinculados a áreas como el Turismo, la Arqueología y la Bibliotecología- fueron recientemente certificadas por la Sociedad de Historia y Arqueología de Aconcagua y por la Universidad de Playa Ancha (UPLA) tras terminar un curso gratuito, de guías de museo, impulsado por ambas instituciones. La iniciativa, que tuvo como objetivo dar a conocer y potenciar el patrimonio del Valle del Aconcagua, se realizó entre septiembre y diciembre en el Museo Histórico de San Felipe.

El proyecto, titulado “Capacitando para difundir el patrimonio aconcagüino”, corresponde a una de las ideas seleccionadas este año, por la Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos (IUPC) de la UPLA, enmarcada en el Convenio de Desempeño UPA 1301 y en la Dirección General de Vinculación con el Medio de la Casa de Estudios.

“Junto con la profesora María Luisa Castro, postulamos al fondo de la Incubadora Universitaria, dado que este año partimos con un proyecto de remozar el museo (Museo Histórico de San Felipe) y hacer un nuevo guión. Entonces, me di cuenta que nos hacía falta guías de museo y ya los estudiantes de la carrera de historia de la UPLA habían formado un grupo de voluntarios e hicieron muy bien, a pesar de no tener una capacitación como guías de museo”, explicó la encargada, Adela Cubillos, quien es presidenta de la Sociedad de Historia y Arqueología de Aconcagua, además de, académica del Departamento de Humanidades del Campus San Felipe de la UPLA. DSC_0818

El espacio de capacitación incluyó salidas a terreno a algunos sitios patrimoniales de la zona, así como también, cuatro talleres en sala sobre: conservación preventiva y manejo básico de colecciones, historia local y museología.

“Obviamente te entrega herramientas muy fundamentales para la didáctica, para trabajar con los niños. El hecho de poder vincular los museos al área de conocimiento en las escuelas, es algo que muchas veces se ha perdido, porque a veces, traemos a los chicos, pero no sabemos trabajarlo de una manera adecuada”, comentó al respecto, Carla Bórquez Palacios, profesora de Historia y Geografía del Liceo de San Esteban, que participó en este curso.

Cabe señalar que en la comuna de San Felipe, existen actualmente cinco edificios con la categoría de Monumento Nacional: la Iglesia y Convento San Antonio de Padua del Almendral, la Iglesia y Claustro del Buen Pastor, la Iglesia y Convento de Curimón, la Casa Mardones (Club Social San Felipe) y la Iglesia Catedral de San Felipe; mientras que en la provincia, en general, hay cinco museos: El Museo Histórico de la Sociedad de Historia y Arqueología de Aconcagua, Museo Curimón, Museo 2000 años de Arte Alfarero del Aconcagua , Museo Buen Pastor, y el Museo Centro Cultural Putaendo.

Profesionales de la UPLA investigan cómo se da participación juvenil en el territorio de Playa Ancha

PARTICIPACIÓN SOCIAL PLAYA ANCHA 3No es raro escuchar a las autoridades políticas y a los adultos en general, hablar sobre la baja participación social de los jóvenes chilenos. Apatía, desinterés, son palabras comúnmente utilizadas para describir este fenómeno; sin embargo, para dos funcionarios de la Unidad de Desarrollo Docente (UDD) de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), este análisis no representaría realmente lo que está sucediendo con este grupo etario, que según ellos, sí estaría participando ¿Cómo lo saben? Están llevando a cabo una investigación en Playa Ancha, territorio que creen, puede ser un reflejo de lo que está ocurriendo a nivel nacional e incluso internacional.

“Representaciones Sociales sobre la participación juvenil en Playa Ancha. Reforzando redes para el desarrollo territorial” es el título de este trabajo de tipo mixto, que es financiado por el Convenio de Desempeño “Innovación Social para el desarrollo territorial de Playa Ancha” (CD UPA 1301) y cuyo objetivo es precisamente contribuir al fortalecimiento de la participación social juvenil en las organizaciones territoriales del cerro.

Preguntas como: por qué participan, en qué participan, cuándo y dónde lo hacen, son las que han intentando responder a través de este estudio Claudio Páez, como investigador responsable, y Javier Vergara, como co-investigador. La iniciativa ha considerado una muestra de 382 personas, entre los 15 y 29 años de edad, residentes de los distintos sectores de Playa Ancha, cubriendo así, desde la zona de Plaza Waddington hasta los barrios de Montedónico y Joaquín Edwards Bello.

“No son marginales. No son jóvenes que están antisistema. En el fondo lo que tienen los jóvenes es una inquietud y malestar porque en realidad la institucionalidad no le ofrece respuestas al nivel que ellos desean, entonces uno nota en los discursos de ellos, en sus expresiones; mucha refracción respecto de lo institucional, pero no así, respecto a su condición de protagonista social, de constructor de comunidad”, plantea, Javier Vergara.

Principales intereses

Del total de encuestados (as), la participación en organizaciones territoriales; se concentra en los clubes o asociaciones deportivas (31%), mientras que la “no participación” se da así: 96% indica que no participa en partidos políticos; 85%, no lo hace en iglesias o agrupaciones religiosas y un 83%, tampoco en alguna junta de vecinos, lo que podría corroborar la idea de que no hay disposición para involucrarse; no obstante, según ambos docentes, eso no es así, ya que la acción juvenil se canalizaría a través de otras agrupaciones, no necesariamente formalizadas y que estarían directamente relacionadas con sus intereses: Educación, 84%; Arte y Cultura, 77% y Recreación, 77%.PARTICIPACIÓN SOCIAL PLAYA ANCHA

“Cuando aplicamos la encuestas; la educación, el arte y la cultura, son las áreas en que están mayormente interesados los jóvenes y también en las que más participan, pero no en instancias formales, en las instancias culturales que ofrece el Estado o que ofrecen empresas privadas, sino que ellos mismos van creando, estas formas de participar en arte y cultura y en educación”, comenta al respecto el profesor de Historia y Geografía, Claudio Páez, quien agrega que frente a la ausencia de infraestructura para estas prácticas artístico-culturales en los barrios, las actividades se llevan a cabo mayormente en el espacio público.

CLAUDIO PÁEZY fue precisamente, esa carencia la que motivó al profesor Páez, quien, al igual, que los encuestados y encuestadas, es un joven más del territorio de Playa Ancha: “ A raíz del tránsito cotidiano por estas calles, al visualizar, la falta de espacio, al visualizar también, que no hay muchas oportunidades en ciertos sectores, surgió este interés para contribuir justamente a los jóvenes que se están organizando y así, puedan tener un mayor sustento para poder desarrollar sus procesos”, explica.

Horizontalidad y flexibilidad

El trabajo investigativo ha permitido detectar, además que estas organizaciones que surgen en el territorio de Playa Ancha, escogen formas diferentes de ordenarse internamente, dejando atrás, la estructura más vertical, que caracteriza, por ejemplo, a las juntas de vecinos. Según Claudio Páez, ellos buscan “mayor horizontalidad en la toma de decisiones, donde no haya un directorio que decida por ellos, sino que todas las decisiones pasan por todos los socios, entonces, hay mecanismos muy innovadores que se han estado aplicando”, dice el docente, quien, de hecho, forma parte de dos agrupaciones juveniles que tienen esta “nueva orgánica”: el Centro Cultural La Maleta y Recuperemos el Teatro Odeón.PARTICIPACIÓN SOCIAL PLAYA ANCHA 2

Considerando todas estas nuevas manifestaciones de organización social en los jóvenes playanchinos, es que ambos investigadores coinciden en la necesidad de que las instituciones formales se abran a esta nueva mirada, “que flexibilicen la visión y que también acojan y reconozcan todas estas prácticas que se están desarrollando”.

Asimismo, según el profesor Javier Vergara, esta diversidad debe ser mirada desde la universidad como una oportunidad para nutrirse y para aportar en la transformación social. “Se habla de los jóvenes como que se niegan a participar y rayan muros y se queda en eso, en cambio, esta investigación muestra que hay jóvenes muy vivos, muy activos y muy deseosos de ser protagonistas, constructores de país, entonces, esta experiencia investigativa nos muestra en el fondo esa riqueza, eso que emerge, que es muy interesante y que entrega información a la universidad como un desafío también, porque en realidad la universidad tiene que proyectarse a estos espacios”, concluye el docente de Historia y Geografía.

Adultos mayores de Placilla participan de curso de alfabetización digital dirigido por académicos y profesionales de la UPLA

Navegar en iIMG_9133nternet, pagar las cuentas de manera online u ocupar las redes sociales son acciones comunes en el mundo de hoy, sin embargo, para un grupo importante de adultos mayores, estas tareas aún son desconocidas. El miedo a cometer a algún error e incluso a que el computador deje de funcionar, parecen ser los principales temores de las personas de la tercera edad. Es por eso que como una forma de integrar a este grupo etario al uso de estas nuevas tecnologías, actualmente, se está desarrollando en el sector de Placilla, un curso de alfabetización digital, que se encuentra enmarcado en un proyecto de investigación de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), cuyo objetivo es precisamente identificar y evaluar las habilidades que poseen personas de esta edad y reconocer cuáles son, por ejemplo, los sitios a los que más acceden y los que son más relevantes para sus intereses.

La iniciativa, denominada “Gobernanza Electrónica: Alfabetización Digital e Informacional en adultos mayores del sector de Placilla, Valparaíso. Una estrategia de inclusión social” es liderada por el académico Cristian Valenzuela, de la Facultad de Ciencias Sociales, y financiada por el Convenio de Desempeño UPA 1301, que justamente tiene dentro de sus objetivos, fomentar el trabajo investigativo vinculado al territorio y orientado al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades.

Son más de diez mujeres, sobre los 60 años de edad, las que están participando de este espacio de aprendizaje, que se realizará hasta enero. Actualmente, las alumnas se encuentran cursando el primer módulo sobre Computación básica, que se está ejecutando las tardes de los martes, miércoles y jueves en la sala “Enlaces” del Colegio República de México. Esta primera fase se encuentra a cargo de la académica Paulina Arellano, también de la facultad, mientras que el segundo módulo dirigido a entregar conocimientos sobre gobernanza electrónica (acceso a sitios de Gobierno o del Estado como, por ejemplo: Registro Civil, Fonasa, Chileatiende, Servicio de Impuestos Internos, Servicio Electoral, entre otros.) será impartido por Sergio Oliveros, bibliotecólogo de la UPLA, quien además es asistente de investigación en este proyecto.

Tomar decisiones críticas sobre las diferentes aristas de su vida es algo a lo que contribuye el uso de estas tecnologías, según el profesor Cristian Valenzuela, ya que permite tener acceso a la información, presente en la red y en particular, de algunos organismos estatales. “Tomando en cuenta la brecha digital existente y el uso masivo de medios computacionales y digitales para los procesos de comunicación entre el Estado y los ciudadanos, acercar el Estado a la sociedad es una preocupación constante y se transforma en prioridad, sobre todo con las necesidades de los adultos maduros y mayores, que tienen dificultades de movilidad, poco acceso a la tecnología, y si la tienen, no poseen los conocimientos técnicos para darle un adecuado uso a estas herramientas”, plantea el investigador.

Vencer los miedos e integrarse

Una de las barreras con las que se encuentran los adultos mayores es precisamente tener a alguien dentro de sus círculos que les pueda enseñar a ocupar el computador. Por lo mismo, este curso ha tenido un gran recibimiento entre las alumnas, quienes ya comienzan a habituarse al mundo digital, dejando atrás, de esta manera, los típicos miedos.   IMG_9150

“Lo interesante de esto es que han llegado sólo mujeres, todas valorando muchísimo esta posibilidad de tener a alguien que, con paciencia, les explique. Muchas veces en sus casas los familiares no se dan el tiempo de enseñarles y ahora ellas con cada cosita que van aprendiendo se sienten mucho más independientes. Se les va abriendo un mundo nuevo y absolutamente desconocido”, dice la profesora Arellano, quien agrega que la idea en el primer módulo es que aprendan sobre conceptos básicos, es decir, desde prender el computador, mover el cursor, guardar un documento, hasta navegar en Internet, enviar un correo electrónico, ocupar redes sociales y valorar las fuentes de información como lo son los diversos medios de comunicación.

Y aunque no ha sido fácil, debido a los inconvenientes físicos, propios de su edad, y al desconocimiento que tenían la mayoría de ellas; la docente dice que el entusiasmo ha sido fundamental durante las clases, pues ha permitido hacer mucho más ameno estos primeros acercamientos al ciberespacio.

Isanami Ortega Duclercq cuenta, por ejemplo, cómo el curso ha contribuido en su integración social: “Me gusta mucho salir del analfabetismo en que me siento en el mundo de hoy, porque hasta las guagüitas saben usar el computador y uno queda fuera con los nietos. De repente, ya no hay diálogo porque uno no entiende mucho de que hablan (…). En los pocos días que he venido, yo creo que se me ha abierto un mundo en 360 grados, porque vas aprendiendo cómo entrar. Es una experiencia buena y yo creo que es muy importante para nosotras que ya estamos en la tercera edad, poder entrar a este mundo, que antes era imposible”, dice la vecina de Placilla.

Comodidad y entretención

La iniciativa se ha propuesto como meta que este grupo de mujeres puedan ser autónomas al momento de ocupar un computador y de acceder a la información, realizando por sí misma, acciones como: hacer algún trámite por internet o incluso, pagar una cuenta en línea; evitando así, tener que trasladarse.

“Como bibliotecóloga, mi rol en el mundo es hacer más accesible la información para que se transforme en conocimiento, para que las personas mejoren su calidad de vida, para que tomen decisiones informadas, para que sean personas críticas y empoderadas, y eso es precisamente lo que hago en este taller; les enseño a usar la tecnología para que no dependan de un tercero, para que puedan ser independientes, para que se comuniquen, se organicen, se diviertan, resuelvan problemas cotidianos”, comenta, al respecto, la relatora, Paulina Arellano.

Por lo mismo, el curso, además, ha sido valorado como una instancia de esparcimiento y como una oportunidad para encontrar nuevas alternativas de entretención. “Me parece muy bien, excelentemente bien, porque uno aprende muchas cosas que no aprendió en el pasado, porque estas cosas no existían y aprende también para enseñarle a nuestros nietos a estar pendiente de ellos, porque ellos manejan mucho la computadora y muchas veces, uno no sabe con quién se están relacionado, al aprender esto, uno se puede meter y ver. Y es muy bueno, también para uno, porque uno ya no está en la casa metida, le abre otros horizontes y además de eso, varias cosas”, dice Ana Jamett Estay.

IMG_9142Una opinión que coincide con la de Constancia Figueroa Varela, quien a pesar de haber tenido algunas nociones sobre computación, reconoce que el espacio le ha permitido retomar aquellos aprendizajes de una manera muy agradable: “Dejé de usarlo (computador) hace 8 años, entonces es rico de nuevo empezar y me ha gustado todo el curso. Me entretengo un montón y de repente salen cosas divertidas”, agrega.

Enriquecimiento mutuo

Sin embargo, como es común en los proyectos financiados por el Convenio UPA 1301, la idea es que la Universidad también se nutra en esta vinculación con el territorio. Así, al menos, lo ha vivenciado, la docente Paulina Arellano, quien admite que la posibilidad de hacer clases a mujeres de la tercera edad, ha sido realmente enriquecedora.

“Esta ha sido para mí, sin lugar a dudas, la mejor experiencia en docencia y he aprendido mucho de ellas, de sus formas de aprender, de comunicarse, de sus tiempos de trabajo, de sus aspiraciones, de sus problemas diarios, de sus preocupaciones. Ver que valoran tanto la posibilidad de aprender y que la aprovechan al máximo es increíble y algo que quizás no se ve con frecuencia en los más jóvenes o en quienes han tenido más oportunidades en la vida. La retroalimentación y el cariño que entregan es lo mejor, hay mucho que aprender de nuestros adultos mayores, de sus experiencias y de sus formas de relacionarse con el mundo. Lo hacen con mucho respeto y eso se agradece”, concluye la académica.

Debate y reflexión fueron los ingredientes fundamentales en inédita asignatura sello impartida en la UPLA

IMG_7802Las ganas que tienen los estudiantes de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) de opinar y de debatir en torno a temas como discriminación de género y derechos humanos, quedaron claramente demostradas en el curso sello “Formación ciudadana mediante el juego de roles: Soy y Estoy”, que recientemente finalizó y que  se llevó a cabo por primera vez en la institución, durante el segundo semestre de este año.

Fueron cerca de 20 jóvenes de distintas carreras de la UPLA, los que participaron en esta asignatura inédita, que surgió en el marco del Convenio de Desempeño “Innovación Social para el desarrollo territorial de Playa Ancha” (CD UPA 1301), como parte de uno de sus objetivos, relacionado con el fortalecimiento de la formación profesional, mediante la generación de conocimiento compartido, es decir, en interacción con otros y otras.

Daniela Martínez, estudiante de Pedagogía en Educación Física (Promoción 2014) fue una de las alumnas que vivió la experiencia: “La verdad que me pareció muy enriquecedora, porque da espacio a que uno hable, a que uno pueda opinar, uno puede debatir, a escuchar otras opiniones, al control de las emociones también. Encuentro que es súper positivo el curso en todos los aspectos y además, te ayuda a indagar sobre otros temas que van surgiendo en el momento o que van surgiendo más adelante”, dijo, al respecto, la futura profesora.

Y es que justamente contribuir en el desarrollo de competencias como análisis y crítica, compromiso ético y responsabilidad social, es a lo que apunta este curso que tiene como metodología este juego de roles, que si bien, se implementó por primera vez este año, nació en 2015 como proyecto de título de Felipe Román, actualmente profesional del CD UPA 1301 y en ese entonces, tesista de la carrera de Diseño Gráfico de la UPLA.

“Mi valoración es positiva, pues gracias a esta actividad pude vincular mi proyecto de título con los estudiantes y vivir la experiencia práctica de desarrollar un curso de formación ciudadana, sin coerción, lúdico y donde pudimos relevar la experiencia personal de cada estudiante como un factor político y diverso ”, comentó Felipe Román, en relación a este proceso, del que además destaca algunos atributos de sus participantes: “su imaginación política, su capacidad de reflexión y compromiso a ser agentes de cambio en sus comunidades. Además de sentir que juntos pudimos desarrollar reflexiones éticas sobre la vida universitaria y comunitaria”.

Aprendizaje horizontal

Felipe junto a Christine Bailey y Paula Màgnere, todos profesionales del Convenio fueron los encargados de guiar esta asignatura, sin embargo, en ningún caso cumplieron un rol superior, respecto a los jóvenes, puesto que uno de los aspectos que destacó al espacio fue que se dio una horizontalidad en el diálogo, que, de hecho, fue valorada por los estudiantes, quienes están acostumbrados a la metodología más tradicional, que se caracteriza por la presencia de un profesor que entrega los contenidos académicos.

“Este curso me pareció muy bueno, ya que rompe con todos los esquemas educacionales que tratamos de derribar y afrontar en estos días, en donde existe una relación vertical entre el estudiante y el que está haciendo la clase. Acá en cambio, puedes dar una opinión sin miedo a la discusión, porque se valoran todo tipo de argumentos”, planteó al respecto, Matías Bravo, alumno de primer año de Psicología. IMG_8804

Lograr esta apertura y esta libertad a la hora de opinar fue lo que se propuso de un principio, Felipe Román cuando diseñó este juego de roles, ya que estaba convencido que la baja participación de los jóvenes en los temas de contingencia, tenía que ver precisamente con que no cuentan con las herramientas para exponer sus puntos de vista. Es por eso que hoy mira con satisfacción los resultados obtenidos en esta experiencia piloto, ejecutada en la UPLA, en el marco del CD UPA 1301.

“La violencia epistémica nos ha hecho mucho daño, en el sentido de cómo hacemos conocimiento, cómo lo validamos o invalidamos nuestra experiencia personal o comunitaria. Esto porque nos hemos mal acostumbrado a generar conocimiento con valores arbitrarios que no son los nuestros, por lo tanto, es natural que los jóvenes sientan inseguridad, vulnerabilidad o desventaja en este modelo donde prima lo económico en desmedro de lo social. Afortunadamente, esto se rompe rápidamente, cuando se generan contextos propicios como este, en donde los jóvenes pueden reapropiarse de su discurso y el espacio donde ejercerlo”, concluyó Román.

 

 

Cómo planificar el territorio considerando la vegetación fue lo que se habló en seminario realizado en la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la UPLA

IMG_9070Con el fin de profundizar en la importancia de considerar a la vegetación al momento de tomar decisiones relacionadas con el desarrollo territorial, el pasado miércoles 6 de diciembre, se abordaron diversas herramientas cartográficas, en el Seminario “Planificación territorial, Cartografía y Vegetación”, que se llevó a cabo en el Auditorio de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Playa Ancha (UPLA).

La actividad- organizada entre el Departamento de Geografía y el Departamento de Biología y financiada por el Convenio de Desempeño UPA 1301- partió con el saludo del Decano de la Facultad, José Rubio Valenzuela, quien hizo énfasis en el interés constante que tiene el equipo académico por reflexionar sobre estas temáticas, tan importantes en la calidad de vida de las comunidades locales.

“Nuestra facultad se ha integrado a temas de alta relevancia e impacto como propuestas con el Intendente y el Gobierno regional, y eso lo sentimos como parte de nuestra misión y particularmente lo que se relaciona con ciencia y Geografía, como es en este caso”, dijo la autoridad universitaria.

Un ejemplo de este compromiso lo dio el Coordinador docente de la carrera de Geografía, Carlos Romero, quien presentó el estudio que a solicitud del municipio, está efectuando actualmente junto al académico Rodrigo Villaseñor (Departamento de Biología), en la Quebrada Cabritería de Valparaíso, ubicada entre los cerros Placeres, Barón y Rodelillo. Al respecto, el docente se refirió a los instrumentos que han ocupado para medir la vegetación en esta zona, donde existe gran cantidad de tomas de terreno y donde, incluso, se está pensando en generar proyectos de expansión urbana, aún cuando, hay una mayor susceptibilidad en torno a la ocurrencia de incendios forestales.  IMG_9074

“Creo que el trabajo interdisciplinario o multidisciplinario que se ha dado en la Facultad también va enriqueciendo las miradas sobre todo en los problemas territoriales y finalmente logra enriquecer la visión sobre sus soluciones y es por eso, que agradezco al profesor ( Rodrigo Villaseñor), porque finalmente a él, lo convocan de la Municipalidad para ver una cuenca que tiene una alta diversidad de especies nativas en una zona que está muy desordenada desde el punto de vista territorial”, comentó el profesor.

Integrar otras miradas

IMG_9052El interés de nutrirse de otras visiones, quedó demostrado, además, con la participación del Dr. Federico Isla, de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina), quien es investigador superior y profesor asociado al Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario y al Instituto de Investigaciones marinas y costeras de dicha Casa Estudios. El experto se refirió en su exposición, al uso de satélites en la medición del Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada (NVDI) y cómo estas herramientas y los softwares asociados, permiten evaluar, por ejemplo, el crecimiento de vegetación e identificar y distinguir lo que no es vegetación de lo que sí.

En la ocasión, se habló sobre la importancia de reconocer la flora existente en un territorio para poder planificar el uso de ese suelo y así preservar las especies que habitan en ese entorno. Un ejemplo de esto último, fue la presentación de la Msc. María Paz Campos, profesional de la Dirección de Planificación del Gobierno Regional de Valparaíso, que se refirió al Plan Regional de Ordenamiento Territorial y a cómo éste ha considerado, el bosque nativo al momento de determinar qué lugares se pueden intervenir y cuáles, no.

Por último, el Seminario incluyó las exposiciones “Generación de Cartografía Base, para el estudio de áreas regadas”, de la profesora Vanessa Aros, geógrafa del Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN) del Ministerio de Agricultura y “Cartografía de Vegetación de dos sitios de alto valor. Desafíos”, a cargo del Dr. Andrés Moreira Muñoz, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Compromiso territorial de la UPLA quedó demostrado en Congreso de Investigación realizado recientemente en la institución

IMG_8908Un total de más de 30 investigadores e investigadoras, perteneciente a las distintas facultades de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), fueron los que se presentaron en el Congreso “La Investigación en la Universidad: Contextos, Actores y Territorio”, que se realizó los días 4 y 5 de diciembre en la Casa de Estudios.  El evento tuvo como objetivo dar a conocer los principales proyectos que se han realizado en la institución y que han tenido como eje la vinculación con el entorno.

La actividad fue organizada entre la Vicerrectoría de Investigación, Postgrado e Innovación y el Convenio de Desempeño “Generación de conocimiento compartido: Innovación Social para el desarrollo territorial de Playa Ancha” (CD UPA 1301), que desde 2014 ha financiado 26 iniciativas, entre investigaciones, creaciones artísticas, publicaciones y tesis de pre y postgrado, relacionadas con distintos temas (medioambiente, cultura y patrimonio, salud y convivencia escolar, etc,), ligados a oportunidades y problemáticas presentes en el cerro de Playa Ancha.

El encargado de dar la bienvenida fue el Rector de la UPLA, Patricio Sanhueza Vivanco, quien destacó el rol que tiene la institución en el desarrollo local: “La Universidad de Playa Ancha ha puesto dentro de su misión este compromiso territorial, este compromiso con la región que habita y con los problemas más cercanos que se producen en los contextos en que la universidad misma se desenvuelve. No se justifica una universidad regional si no hace esto (…). Universidades comprometidas con el desarrollo son verdaderamente universidades del Estado porque lo que procura una universidad del estado es el bien común, es el interés general, el interés de las personas, el desarrollo integral de las comunidades: ese es el rol que tiene una universidad pública”, dijo la autoridad universitaria. IMG_8815

Una opinión que compartió y complementó el Presidente Nacional de la Fundación “Chile Descentralizado… Desarrollado”, el Dr. Heinrich von Baer, durante la presentación del libro “Universidad, Investigación y Territorio”, texto editado por el Vicerrector de Investigación, Postgrado e Innovación, Dr. Daniel López Stefoni, y la académica Ximena Sánchez Segura, de la Facultad de Ciencias Sociales, en el marco del CD UPA 1301, y que consiste en una síntesis de las investigaciones financiadas por el Convenio entre 2014 y 2016 y de aquellos proyectos  que han obtenido financiamiento interno (Dirección General de Investigación) y/o externo, entre 2011 y 2016 .

Al respecto Von Baer, quien es ex rector de la Universidad  de la Frontera (Temuco), ex Coordinador de los Convenios de Desempeño en Educación Superior Regional del Ministerio de Educación y ex Presidente de la Agrupación de Universidades Regionales,  partió su intervención, subrayando el aporte que ha hecho la UPLA, en el marco del CD UPA 1301:  “La propuesta de la Universidad de Playa Ancha estuvo entre las mejor evaluadas, y eso también lleva a sentir, alegría, satisfacción y gratitud de mi parte hacia ustedes, porque no quedaron solamente en la declaración, sino que fueron capaces de llevarlo a la práctica. Es un proceso, que me cabe ninguna duda, al igual que en otras universidades, no ha sido fácil. Seguramente es mucho mas difícil de lo que el libro declara o de lo que de la lectura del libro me permite apreciar. Son procesos de cambio complejo, donde tenemos que aprender no solamente a hacer, sino que además, a cómo hacer”, manifestó, junto con calificar como una “virtud” y como algo “único en Chile”, el hecho de que la UPLA haya decidido enfocar su campo de acción en un territorio acotado y determinado como lo es Playa Ancha.

IMG_8850En tanto, se refirió a cómo este libro demuestra el éxito que este Convenio de Desempeño ha tenido, así como a los avances  de la universidad en el área de Investigación: “Las cifras hablan y son bastante impresionantes, por decir lo menos, y alentadoras para que valga la pena perseverar en la misma dirección, sin caer desde luego en la autocomplacencia. Me llama la atención igual como me llama la atención el mapa de las respuestas de Norte a Sur, de todas las iniciativas aprobadas para las distintas instituciones; la riqueza y la diversidad temática de los proyectos de investigación, de las respuestas que estos han desencadenado”, concluyó.

Heterogeneidad en la investigación

Fue precisamente esa variedad en los trabajos lo que se pudo apreciar en el Congreso “La Investigación en la Universidad: Contextos, Actores y Territorio”, que entre el 4 y 5 de diciembre, incluyó seis mesas, sobre investigaciones financiadas por la Dirección General de Investigación (DGI) y por el CD UPA 1301. La primera mesa fue “Sociedad y Territorio”, en la que se abordaron temas como la participación juvenil en Playa Ancha, la generación de espacios públicos inclusivos para los adultos mayores del cerro, memorias de riesgo medioambiental en las tomas de terreno playanchinas, la tradición herbolaria en Playa Ancha, y la percepción de los profesionales de la Enfermería en torno  a la atención primaria. Posteriormente se llevó a cabo el bloque dedicado a “Cultura y Arte”, en el cual, se presentaron ponencias sobre diseño gráfico, literatura, teatro, música y filosofía.

Durante la tarde del lunes, se realizó el panel “Territorio y Patrimonio”, moderado por la Dra. María Teresa Devia y constituido por la Dra. Javiera Carmona Jiménez, el Dr. Marco Muñoz y el Dr. Alberto Madrid, todos académicos de la Facultad de Arte, de la cual Madrid, es además, el Decano.  En dicho espacio, se dialogó acerca de educación patrimonial, ciudad y memoria y la relación entre comunicación y patrimonio. Luego, se desarrolló la tercera mesa, que estuvo dedicada a medioambiente y en la cual participaron académicos de carreras como Geografía, Ingeniería Civil Ambiental y Biología. Mientras que la tarde finalizó con la reflexión en torno a “Tecnología y Educación”, que incluyó proyectos de académicos y académicas de Pedagogía en Física, Fonoaudiología y Educación Parvularia. IMG_8968

La jornada del martes, en tanto, comenzó con la mesa denominada “Aprendizaje y Currículum”, en la que se expusieron investigaciones realizadas por docentes de distintos departamentos disciplinarios, como Historia, en el caso del profesor Joaquín Gallastegui, y el investigador Rodolfo Bachler, del Centro de Estudios Avanzados de la UPLA, quien dio cuenta de un trabajo realizado en asociatividad con otras universidades, algo que fue destacado desde la DGI, por tratarse de una práctica que, de hecho, se está promoviendo desde dicha unidad.

El bloque siguiente fue destinado para la última mesa del congreso, dedicada a la “Gestión Deportiva y Actividad Física”, que incluyó temas   contextualizados en establecimientos educacionales de Playa Ancha y en Valparaíso, así como la exposición de un proyecto sobre clubes deportivos y vida de barrio.

Acercándose a la investigación

La actividad que siguió a este espacio fue la presentación, en formato de póster, de 17 investigaciones realizadas por estudiantes de pregrado de distintas carreras, quienes han obtenido recursos tanto de la DGI como del CD UPA 1301, para realizar sus trabajos. Por lo mismo, como una forma de reconocer ese interés por investigar, la organización del Congreso distinguió a dos de los alumnos: Cristóbal Díaz Ossandón, Estudiante de Ingeniería Civil Ambiental, por el trabajo,  titulado “Resultados preliminares de la eliminación de materia orgánica contenido en las aguas residuales urbanas mediante la reducción de sulfato utilizando agua de mar como fuente de azufre a través de ensayos en Batch” (financiamiento DGI) y Angelly Arancibia, egresada de Bibliotecología por la tesis, denominada “Puesta en valor del archivo personal de Osvaldo “Gitano” Rodríguez, artista del cerro de Playa Ancha de Valparaíso” (financiamiento CD UPA 1301).

 IMG_9024Al respecto, esta última joven, dijo: “Me siento muy feliz de que más que se reconozca la investigación,  se reconozca el valor de la investigación del Gitano Rodríguez y cómo este tipo de trabajo que él realizó durante tantos años en Valparaíso, repercute en constituir una memoria identitaria, no sólo de Valparaíso, sino que también de Playa Ancha”, expresó.

El Congreso “La Investigación en la Universidad: Contextos, Actores y Territorio” culminó con las palabras de la Directora del CD UPA 1301, Dra. María Teresa Devia, quien no sólo agradeció y destacó la participación de todos los investigadores e investigadoras que se presentaron en este evento, sino que además, se refirió a cómo esto demuestra el cambio de paradigma que se ha instalado en la universidad a partir del Convenio: “Desde la universidad, se puso a disposición, acciones relacionadas con su propio quehacer: la docencia y la investigación y a partir de la política de Vinculación con el Medio , para generar el concepto de bidireccionalidad, es decir, esta doble vía que va y que viene y que permite pensar en otro tipo de universidad, una más abierta, respetuosa de los saberes, obras, palabras, otra universidad situada”, dijo.

Un trabajo complejo, que se ha visto favorecido sobre todo por el aporte de la investigación, que planteó “ha sido un gran catalizador y detonante para imprimir este nuevo sello que significa asumir como objeto de estudio al territorio, mirado desde diversas y amplias miradas, lo que no cabe duda, enriquece el tejido académico y fortalece el tejido social”.

 

Desarrollan talleres participativos sobre educación patrimonial en Playa Ancha, como parte de investigación liderada por académico de la UPLA

TALLER1_01Reunir a los vecinos de Playa Ancha en un espacio de diálogo orientado a la construcción de conocimiento sobre el patrimonio local, es lo que se pretende lograr a través de un programa de talleres participativos, que comenzaron a ejecutarse el pasado sábado 25 de noviembre en la denominada “República Independiente. La iniciativa, que se estará llevando a cabo, hasta mediados de diciembre, en el Liceo A-23 Alfredo Nazar; forma parte de la investigación “Patrimonio habitado de Playa Ancha. Puesta en valor a partir de una recuperación de la experiencia”, a cargo del Dr. Marco Muñoz, académico e investigador de la Facultad de Arte de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) y financiada por el Convenio de Desempeño UPA 1301.

El espacio considera, además, la participación de Javier Adán, sociólogo y experto en patrimonio, quien tiene el rol de asesor metodológico; del educador Cristian Pizarro, quien tiene como misión desarrollar distintas dinámicas pedagógico- didácticas para motivar la reflexión y la conversación entre los vecinos y vecinas, y de estudiantes del Magíster en Arte mención Patrimonio de la UPLA, quienes se estarán desempeñando como facilitadores.

Respecto al objetivo de los talleres, el Dr. Marco Muñoz explicó que la idea es que los playanchinos y playanchinas, primero sean capaces de identificar valores patrimoniales, de tipo histórico, arquitectónico y social en el territorio, para luego tomar partido en la tarea de resguardalos: “En ese ejercicio de configurar escenarios futuros y de darse cuenta que es responsabilidad de ellos, actuar sobre el patrimonio para heredarlo, les pedimos que propongan acciones prospectivas, en el sentido de que tienen que mirar el futuro, pero no lo tienen que mirar como algo que está allá y que hay que alcanzar, sino que es un futuro que se empieza a construir hoy con lo que yo hoy puedo hacer”, comentó el arquitecto en relación a esta idea.

Promotores de los valores de Playa Ancha
La iniciativa conlleva diferentes actividades prácticas, como las que se realizaron durante la primera sesión, en la cual, los participantes se dividieron en grupos: mientras uno, hizo un “viaje por la memoria”, cargado de recuerdos sobre lugares emblemáticos del barrio como la Playa Las Torpederas y la Plaza Waddington; el par restante, se dedicó a hacer un recorrido por algunos de esos sitios del territorio, siendo guiados en dicho ejercicio, por dos habitantes del cerro que en 2015, ya formaron parte de un ciclo de talleres como estos, también vinculados a una investigación del académico, ligada al CD UPA 1301.  DSC_0633-1 (1)

“Yo creo que lo más importante es como habitante de Playa Ancha, dar a conocer mi experiencia, que la di en ese momento y ahora poder, a la vez, dársela a conocer a otros, para que ellos también tengan la misma experiencia que yo tuve en ese momento y que, más adelante, puedan hacer lo mismo que estoy haciendo, para que se vaya transmitiendo y no perdamos la historia y la vida de nuestro Playa Ancha”, dijo al respecto la vecina Gride Ballesteros, quien es facilitadora en este proyecto.
En tanto, el playanchino e historiador Héctor Vásquez, se refirió a los aprendizajes obtenidos durante ese proceso y cómo le permiten hoy en día, apoyar esta iniciativa: “Fue una experiencia bastante buena, bastante bonita y la experiencia del curso anterior, me dio más método, más herramientas para poder dirigir un grupo”, manifestó.

Proceso evolutivo

DSC_0567-1Héctor, Gride y los más de 20 habitantes del cerro que en 2015 participaron de estos talleres, volverán a vivir una experiencia como esta, durante el mes de enero, ya que se realizará una nueva versión, pero más avanzada, con el fin de validar y profundizar los resultados obtenidos anteriormente.

“Vamos a trabajar para que entren en un proceso de significación, es decir, primero, yo lo valoro, me motivo, hablo de mi barrio, levanto a mis vecinos, soy promotor educativo, soy promotor de los valores, pero ahora, la idea es que ellos, reflexionen un poco más, para que entren a fases de significación y puedan ver dónde está el valor para que el ejercicio que ahora hagamos, no sea sólo de difundir el patrimonio por el patrimonio, sino que el patrimonio por lo que ese patrimonio significa para los vecinos”, concluyó Marco Muñoz, quien precisó que las estrategias que surjan de ese trabajo serán abordadas por un equipo profesional, compuesto por alumnos y alumnas del Magíster en Arte mención Patrimonio, quienes podrán aplicar en este ejercicio, los contenidos que han estudiado en su propio programa de perfeccionamiento.

Con una didáctica demostración de robótica protagonizada por niños de Playa Ancha finalizó proyecto de incubación 2017

IMG_8755Hasta el Auditorio de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), llegaron el pasado martes 28 de noviembre, un grupo de alumnos y alumnas de  la Escuela Estado de Israel (Playa Ancha), para demostrar todo lo que aprendieron durante un taller extraprogramático de Robótica Educativa, que fue ejecutado en el establecimiento por un equipo de la UPLA, con la finalidad de potenciar los aprendizajes matemáticos. De esta manera y con la correspondiente entrega de diplomas, se cerró  dicha iniciativa que fue una de las ideas seleccionadas en la Convocatoria 2017 de la Incubadora Universitaria de Procesos Cooperativos, enmarcada en la política de Vinculación con el Medio y en el Convenio de Desempeño “Innovación social para el desarrollo territorial de Playa Ancha”.

 En la ocasión, los niños y niñas explicaron el funcionamiento de algunas piezas robóticas, la construcción de un robot lego y una exposición de cómo a través de los softwares Scratch y S4A, aprendieron conceptos como el plano cartesiano y los números negativos, que son contenidos, incluso, adelantados para sus niveles: 4°, 5° y 6° básico.

“A mí me gustó porque aprendí sobre robótica, cómo construir robots, construir hartas cosas y con lo que hicieron ellos, con la presentación, me encantó”, dijo al respecto, la alumna Tamara Miranda de 4° básico que es parte de los casi 30 escolares que integraron este taller, que fue fruto de un diálogo entre los académicos Juan Carlos Medina y Óscar Caneo, ambos del Departamento disciplinario de Matemática y Estadística, y la comunidad escolar, donde durante el 2016 ya se había implementado este espacio.   IMG_8742

Camila Hernández, por ejemplo, es una de las estudiantes que ya había participado:“Aprendí más sobre programación, porque, el año pasado, recién estábamos con el Scratch y ahora manejamos un brazo robótico, entonces es un gran progreso”, manifestó la niña, quien precisamente fue una de las encargadas de demostrar la manipulación de dicha pieza.

Sin embargo, más allá de ser un taller que reforzó conocimientos matemáticos, el proyecto también permitió generar otras habilidades en los escolares. Así lo explicó, el académico Mg. Juan Carlos Medina, quien estuvo a cargo de la idea: “Es gratificante ver sobre todo, el avance de los niños, o sea cuando uno los toma por primera vez, los niños tienen problemas de comprensión lectora, tienen problemas de desarrollo psicomotriz. Por ejemplo, cuando construyeron los robots, nos dimos cuenta que varios niños construían los robots al revés”, comentó.

IMG_8793Una opinión que comparte la Directora de la Escuela Estado de Israel, Adriana Salazar Espinoza, quien acompañó a los  alumnos durante esta presentación final. La docente no sólo agradeció esta vinculación con la UPLA, sino que además enfatizó los cambios detectados en los escolares que participaron del taller de Robótica Educativa: “La verdad que me impresiona bastante ver a los niños, porque uno todavía piensa que son pequeñitos, por ejemplo los de 4° básico,  y que sean capaces de tener esos conocimientos, desarrollar estas habilidades de trabajo, principalmente trabajo en equipo, ya que para poder hacer funcionar los robots, cada uno de ellos, debía aportar al trabajo en común. Verlos cómo van adquiriendo nuevos conocimientos y cómo se van adentrando en el mundo de la matemática, que es tan interesante y tiene tanto por ofrecer”, expresó.

 Y justamente, debido a los buenos resultados obtenidos, la idea seguirá ejecutándose el 2018, en el establecimiento. Según explicó el académico Juan Carlos Medina, ya se están planificando para trabajar junto a los profesores de la escuela e incluir a más estudiantes de la carrera de Pedagogía en Matemática y Computación en la iniciativa, ya que este año, participaron, pero sólo fueron dos.

 

Investigadora de Periodismo UPLA representó a Chile en congreso internacional sobre Comunicación Social

3La académica María de Los Ángeles Miranda, de la carrera de Periodismo, del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) fue la encargada de representar a Chile en el evento denominado Communication & Media Studies Conference, que se llevó a cabo los días 16 y 17 de noviembre, en The University of British Columbia, ubicada en Vancouver, Canadá. El congreso reunió a cerca de 80 investigadores e investigadoras del área de la Comunicación Social, provenientes de Europa, Latinoamérica, Norteamérica, India y Medio Oriente.

En la oportunidad, la Doctora en Ciencias Sociales, especialista en Comunicación Digital, expuso los resultados preliminares de su investigación, titulada: “Narrativas de los adultos mayores en la construcción de la noticia en Twitter en la Provincia de Valparaíso”, que corresponde a uno de los trabajos seleccionados en el Concurso de Investigación del Convenio de Desempeño UPA 1301, ejecutado por la UPLA y financiado por el Ministerio de Educación.

“Fue muy interesante. Fue un desafío profesional muy grande preparar esta investigación y no solamente ver los resultados, sino que prepararlo para personas de otras culturas y por lo tanto, fue un desafío profesional muy grande, en primera instancia y en segundo lugar, fue una experiencia muy enriquecedora, porque realmente en esa instancia, hay gente de todos los países”, dice la académica, desde su oficina en la Casa Central de la universidad.

Adultos mayores en Twitter

Si bien, comúnmente, se considera a los adultos mayores como un grupo que está alejado de las plataformas 2.0, este análisis se detiene en aquellas personas, mayores de 60 años, que tienen cuenta de Twitter y que se encuentras activos en dicha red social, es decir, que demuestran interés y que participan comentando noticias, tal como ocurre, por ejemplo, con las cartas al directos en los diarios impresos.

“Este proyecto parte de la hipótesis que en nuestra sociedad chilena y específicamente en Valparaíso, pero también en Chile (…) existen dentro del segmento de la tercera edad, un grupo pequeño de adultos mayores, interesados en usar estas tecnologías, pero no solamente a un nivel privado, para conectarse con sus conocidos, con sus amigos, familiares, sino que para participar en diálogos sociales, sobre todo en el proceso de construcción de la realidad social de aporte al debate público, de aporte a la construcción y comentarios de las noticias, de aporte también a la crítica, del mensaje de los medios de comunicación”, explica la Doctora Miranda. 4

Miranda comenta que está estudiando el comportamiento de este grupo etario, particularmente en Twitter, por tratarse de una red social en la que la tendencia es a hablar sobre temáticas de carácter público. Para llevar a cabo este análisis, está ocupando el software Followerwonk que le permitió identificar un total de 187 cuentas (pertenecientes a jubilados (as) de Valparaíso y de otras regiones del país), de las que un 57%, es decir, 107, se encuentran activas.

Aquellos resultados, correspondientes a la primera fase de la investigación, fueron los que presentó en Canadá, la académica de la carrera de Periodismo, quien además se refirió a la narrativa de las publicaciones de Twitter que han realizado estas personas y que, dice, se caracteriza por presentar estrategias discursivas propias de la web 2.0 como lo son: opinar y expresar emociones sobre la realidad social, y apelar a la participación social o hacer llamados a personajes públicos.

Interactividad y convergencia

En tanto, expuso algunos avances acerca de la medición de la seminalidad de dichos posteos, es decir, de la capacidad que tienen de incentivar la interactividad de otros usuarios y por ende, de generar una conversación, que es lo que se busca, en las redes sociales. Al respecto, plantea que: “a pesar, de todos los esfuerzos discursivos que hacen estos adultos mayores y de todos los esfuerzos técnicos que hacen para incorporarse, de aprendizaje, no están logrando llamar la atención y no están logrando realmente ser insertados en las conversaciones. La gente no les da like, la gente no les comenta sus tuits, no se los retuitea, entonces, creo que lo que se está confirmando acá es la hipótesis de que se requiere una mayor alfabetización de los adultos mayores, para que los que están interesados puedan incorporarse a los fenómenos que están ocurriendo en el mundo digital, porque de hecho, muchos quieren hacerlo”.

Una demostración más de que este grupo etario está abriéndose a ocupar estas tecnologías sería lo que la profesora llama como “conciencia convergente”, que está presente en un 28% de los tuiteros, siendo la mayoría, mujeres. Este comportamiento se trata de una forma diferente de experimentar los medios de comunicación, que “implica no solamente estar en un solo canal, por ejemplo, un diario, la radio o Twitter, sino que tomar fragmentos del flujo mediático y poder crear tu mirada del mundo”.

Temáticas globales

1Respecto a su participación en esta conferencia internacional, la académica María de los Ángeles Miranda dice sentirse satisfecha, no sólo por la presentación de su investigación, sino que también, porque le permitió conocer qué es lo que se está trabajando, en otras partes del planeta, en torno a su disciplina y que incluye temas como: inserción comunicacional de inmigrantes, la prensa en el contexto digital, el Periodismo de Datos, entre otros.

“Es muy impresionante ver cómo académicos de distintas culturas están debatiendo los mismos temas, ocupando casi los mismos marcos teóricos, identificando problemas similares, por lo tanto, se generaron diálogos muy interesantes y además, se generaron contactos que pueden abrirnos nuevos espacios de investigación en el futuro. Creo que eso es lo mejor de la conferencia, la posibilidad de poder conocer personas que siendo de culturas tan distintas, comparten nuestras mismas preguntas, acerca de la realidad de la comunicación social”, concluye la investigadora.